CF- UNIVERSOS PARALELOS
 
     
 
 
 
 

ARAÑAS DE MARTE
(2017)

Guillem López

Editorial:
Valdemar
(2017)


Colección:
EL Club diçogenes

Núm:
334

Páginas:
246


 
     
Arañas de Marte

Afrontar una reseña de una novela de Guillem López siempre es un reto, en el entendido de que es un ejercicio estimulante para intentar plasmar en unas cuantas líneas las sensaciones de la lectura. Y es que quien diga que las obras de López son poco originales o encasilladas dentro de una misma línea de acción mentiría o no habría disfrutado de estas. Y eso, hoy por hoy para mí sería inconcebible.

Guillem López me ha demostrado (sin todavía haber leído su vertiente fantástica) que cada nueva obra es un mundo diferente y sobre todo un mundo muy trabajado a nivel literario. Mundos de los que no te puedes esperar una reglas precisas porqué te pueden sorprender a cada capítulo. Arañas de marte, se presenta con una impresionante portada -donde agradezco profundamente que no aparezca ningún artrópodo de ochos patas- que ya permite vislumbrar que los rasgos básicos irán hacia la percepción y manipulación de nuestro cerebro, a veces quizás en clave de ciencia ficción y otras con incursiones en el terror más visceral.

A primera vista, después del absorbente lectura a la que me tuvo retenido el autor, quería comentar que me recordaba a Challenger, su primer éxito editorial. Quizá por la posibilidad de universos paralelos, o de que las acciones descritas en el presente volumen parece que transcurran también en el mismo momento, como una superposición de capas de realidad. Pero pensando un poco, creo que Arañas de Marte me ha vuelto a llevar esa sensación surrealista pero bien arraigada sobre universos paralelos y posibilidades abiertas a la especulación de una obra que leí hace poco: La carrera de Nina Allan. Sólo que a López le sale mejor esto de retratar las diversas posibilidades que existen de enfocar la realidad.

Me paro un momento. Me relajo y bebo unos sorbitos de licor de arroz del delta - Sí, Guillem López es de la Plana pero el delta del Ebro queda cerca y quiero tratar de ponerme en su misma línea de pensamiento. Y eso quizás me ayuda.

Arañas de marte es una historia caledoscópica alrededor de Hanne y su percepción de la realidad en torno a la pérdida (o no) de su hijo. Hanne es holandesa y está casada con Arnau, un arquitecto valenciano. Unos meses después de la muerte de su hijo, sufre un ataque de epilepsia. Pero al mismo tiempo comprobamos como su hijo no está muerto. Y también revivimos momentos de su pasado y de vidas no vividas, de realidades posibles que giran a su alrededor y que provocan que no sepamos nunca cuál es el camino escogido por el cerebro de Hanne para crear y modelar una sola existencia, una sola realidad.

También nos encontramos con pistas, iconos que se van repitiendo en las diversas realidades y que Hanne percibe como notas discordantes o como referentes extraños (caballitos de mar, o una novela pulp de ciencia ficción titular "Arañas de Marte" .. .). Cada capítulo es una pequeña muestra de la maravilla de prosa de Guillem López. Como un cuento que no interesa como acaba pero sí como está narrado. Así pues, del mismo modo que ya disfrutábamos con los cortos relatos que conformaban Challenger, aquí López también se ha lucido al respecto y tanto si el capítulo nos descubre algo nuevo como si enmaraña más aún la telaraña de realidades, lo que sí está claro es que disfrutamos mucho durante la vorágine del trayecto.

Agujeros negros en el suelo de casa, novelas de serie B de ciencia ficción, pérdidas irreparables de seres queridos, pero también locura, clarividencia, estados alterados de la mente que nos abren las puertas a atisbar otros universos, o tal vez sólo lo que podrían ser otras historias de la vida de Hanne. Un reto para el lector, una jugada sobrecogedora del ya maestro López. Algunos os preguntaréis si todo esto lleva a algún lugar toda esta mezcla de realidades. No importa, eso queda a discreción del lector. Cierto es que un servidor prefiere los finales más cerrados o menos ambiguos pero también es cierto que la lectura me ha sido muy placentera y no me importa demasiado dónde se dirige.

Arañas de Marte es la consolidación de un Guillem López que se acerca a Dick con una naturalidad escalofriante. Entrad sin complejos y perderos en los muchos caminos posibles. Al final intentaréis llegar a un conclusión lógica sobre si el cerebro de Hanne le está jugando una mala pasada o si realmente sus capacidades sensoriales abren las puertas a otras maneras de entender la realidad.

El licor de arroz del delta es refrescante pero potencia poco la entrada en otras realidades. Pero sabe bien. Es como este libro, hay que degustarlo con calma sabiendo que el sabor no se marcha fácilmente aunque te lo acabes en un santiamén.

Eloi Puig, 31/07/2017

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.