CF-UNIVERSOS PARALELOS
 
     
 
 
 
 

AQUESTA MATINADA I POTSER PER SEMPRE
(1980)

Manuel de Pedrolo

Editorial:
Pagès Editors (2000)

Colección:
Ciència-Ficció

Núm:
06

Páginas:
299

Otras ediciones:

1980 Galba edicions

 
     
Aquesta matinada i potser per sempre

Cuándo más leo, más ignorante me siento.

Es verdad, no se trata de falsa modestia, si no de una sensación que he tenido diversas veces y que se ha acentuado ante un autor como Manuel de Pedrolo. Hasta hace pocos meses de este autor sólo conocía El Mecanoscrito del segundo origen. Y aquí se acababa todo. Desconocía totalmente su obra fantástica. Hasta que no descubrí la extensísima bibliografía de Pedrolo entorno a la ciencia-ficción gracias a un artículo que Antoni Munné Jordà realizó para la Fundación Pedrolo -el cual podéis ver reproducido aquí mismo, en La Biblioteca del Kraken- no entendí el alcance de mi desconocimiento hacia este autor.

Aquesta matinada i potser per sempre (literalmente Esta madrugada y quizás para siempre) es la segunda novela que leo de Manuel de Pedrolo. Lejos queda mi adolescencia y el mecanoscrito famoso -que ya se merecería una segunda relectura-. Pero hoy por hoy me ha interesado más abrir las puertas a algunas de las otras novelas de género fantástico que escribió, menos conocidas que el mecanoscrito pero clásicos ya de la ciencia-ficción catalana y en esta línea tenemos el sugerente título de esta novela publicada por primera vez en 1980.

Un buen día del año 1991 se comete un asesinato en el barrio del Carmel de Barcelona. El problema es que la presunta víctima se ha esfumado -literalmente- de la escena del crimen. Los testigos del hecho coinciden en sus declaraciones: El hombre ha desaparecido a plena luz del día ante el asombro general poco después de que un trotamundos le clavara una horca en la espalda. Días más tarde un enigmático profesor anuncia a la policía que la víctima era una criatura de otra dimensión, de otro universo, que hacía tiempo que convivía con él. Obviamente la policía archiva el caso pero no Marc Bega, la persona que durante un tiempo convivió con un ser ajeno de nuestro universo. Ahora, ciento cincuenta años más tarde, la fundación privada que generación tras generación se ha encargado de vigilar la puerta que lleva al otro universo -y que por otra parte nadie ha podido detectar ni atravesar- acaba de ver aparecer una segunda criatura que entra en nuestro mundo. La policía y la Fundación irán detrás de él para concluir la investigación empezada siglo y medio atrás.

Un argumento muy inquietante que nos introduce de lleno en la especulación de contactos extraterrestres, en nuevas maneras de percibir nuestro universo, en la ruptura de ciertas barreras de la ciencia y del conocimiento y en definitiva de acercarnos a aquel sentido de la maravilla que esperamos de cualquier buena novela de ciencia-ficción. Todo eso detrás de una prosa efectiva y coherente donde el autor juega con los saltos temporales y los diferentes tipos textos de que se compone la novela.

Pedrolo escribió la novela de forma peculiar y lo estructuró en grandes capítulos que podemos leer en forma de entrevistas, de cartas o de memorias de ciertos personajes. Nada que añadir hasta aquí, algunos grandes clásicos de la ciencia-ficción han utilizado métodos parecidos con resultados magníficos -La Guerra de las Salamandras o El Rebaño ciego son dos claros ejemplos- y Pedrolo también lo consiguió en buena parte en esta novela, si no fuera porque un capítulo aglutina prácticamente toda la información más técnica sobre el tema de los universos paralelos, sin distribuirla entre el resto, convirtiendo una parte del libro en poco digerible.

Siempre he estado abierto a las novelas que el glosario popular de los aficionados nombra hard (con explicaciones científicas y a menudo bastantes técnicas de la idea sobre la que se especula) aunque reconozco que me inclino más por las novelas soft (más literarias y que no se entretienen en explicarnos como funciona un invento o porque pasa cierto fenómeno cósmico). Quizás por el hecho de que he creído a menudo que esta ciencia-ficción dura corta las alas a la imaginación del autor. Lo cierto es que la novela que nos presentó Pedrolo es una obra muy científica donde se exponen ideas y propuestas sobre la existencia de universos paralelos (o tangentes como diría el autor) pero el problema no es éste, si no que la forma de exponer estas ideas está totalmente desvinculada de lo que sería la novela propiamente dicha y en una setentena de páginas (el tercer bloque de la novela), Pedrolo nos vertió toda la información científica entorno a dichas teorías pero le faltó introducir las ideas expuestas en el tejido de la novela con la consecuente pérdida de la tensión y del ritmo narrativo que hasta entonces había.

Pero sería un error no pasar de este tercer tramo de la novela, lleno de especulaciones sobre la porosidad del universo, la esencia del tiempo y la posible convivencia de universos en un mismo espacio y/o tiempo, pues la combinación de estos datos con el resto de la novela son una de las aproximaciones más detalladas sobre este fenómeno teórico que he leído. El autor huye de la aventura y la diversión que podemos encontrar en otras novelas soft de la misma temática pero que también se convierten en imprescindibles para el lector (ahora mismo estoy pensando en Universo de locos, la antítesis en la novela de Pedrolo en cuanto al subgénero que estamos tratando).

Así pues, tenemos una loable novela especulativa que sigue diferentes ritmos narrativos y diferentes personajes, algunos ubicados 150 años atrás en el tiempo, para establecer unas pautas de lo que sería un Primer Contacto entre la humanidad y una raza de un universo paralelo. Diversas enigmas serán destapadas y también explicados a través de una narración precisa y convincente que a pesar de encallarse en algunas partes para querer abordar demasiada información de golpe resulta suficientemente alentadora para ir descubriendo los misterios  que el planteamiento de Pedrolo nos ofrece. Hay varias razones para convertir esta obra en una novela de culto entre los aficionados a la ciencia-ficción. Sólo hace falta adentrarse y sacarle todo el jugo posible: Encontraremos tramos que tendremos que leer dos veces pero también capítulos que devoraremos con deleite -especialmente los últimos-

Totalmente recomendada para los que quieran sentirse -un poco- menos ignorantes con la ciencia-ficción de nuestra tierra.

Eloi Puig, 27/03/08

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: