ANTOLOGÍA CF/ FANTASÍA
 

UN AÑO DE PALABRAS
(2008)

Nacho Becerril

Editorial:
Visión Libros
(2008)


Colección:
---

Núm:
---

Páginas:
377


   
Un año de palabras

A veces creo que estoy de suerte. Obviamente estoy satisfecho por el hecho de que algunas editoriales confíen en mi criterio crítico y me envíen algunos ejemplares por reseñar, pero también por que nuevos talentos todavía por descubrir me hagan llegar sus obras. Siempre he dicho que me gusta la diversidad y por este motivo intento alternar lecturas de obras mundialmente conocidas con trabajos con poca difusión, sea por que la editorial no tiene más medios, sea por que el autor es un desconocido. Miro de dar a conocer lecturas a los seguidores de esta web que pueden ser tanto clásicos de género, como novedades, tan obras traducidas como originales en catalán o castellano, tanto los autores que no necesitan presentación como los más noveles (y atrevidos) que intentan abrirse paso en este difícil mundo.

Y digo que a veces estoy de suerte porque de cuando en cuando me llegan obras dignas de ser expuestas en las estanterías más destacadas de las librerías, las cuales pertenecen, efectivamente, a autores desconocidos. Porque no nos engañamos, de un escritor con caché, que haya publicado alguna novela respetable, exiges un nivel mínimo de calidad pero de un autor desconocido, no te esperas nada; por eso siempre te sorprende positivamente descubrir novelas o antologías como Un año de palabras, porque si no fuera por que el autor ha pensado en enviarme un ejemplar, probablemente nunca lo hubiera leído. Estoy de suerte pues.

Empecemos hablando del padre de la criatura, José Ignacio Becerril, un autor que se ha auto-regalado -según afirma él mismo en la contraportada- este libro, una antología de lo que escribió durante un año en el portal ociojoven. Se trata de un recopilatorio de sus relatos, estructurados en tres partes claramente diferenciadas: por una parte 12 cuentos, que como su nombre indica son doce relatos - uno por mes- que escribió y envió al portal. Éstos sin duda son los mejores del libro: Cuentos frescos, que se adentran en temáticas de ciencia-ficción, fantasía y terror. Tienen mucha vitalidad aunque el autor no es amante de los diálogos y prefiere un estilo mucho más indirecto para narrar sus historias y retratar las emociones de sus personajes. A menudo utiliza frases largas y sumamente explicativas que aportan toda la información necesaria para el  lector, incluso demasiada, pues no deja juego a que éste interprete o reflexione sobre lo que lee. Nacho Becerril no quiere dejar nada por explicar. Acostumbra a utilizar el famoso golpe de efecto final en que muchos cuentos se rigen para sorprender al lector. Es un recurso que apruebo y respeto profundamente pues es la esencia del cuento. Pero es que además, estos poseen un estilo, como decía dinámico, un poco hipnótico... el autor enseguida atrapa al lector durante las primeras frases de su discurso... y eso tiene mucho mérito.

Prácticamente todos estos 12 cuentos son destacables aunque un servidor se decanta por resaltar títulos como "Donde anidan los mirlos", una lección de cómo escribir buena literatura con una base épica que recuerda a los clásicos. Magnífico. También muy buenos son los relatos de pura ciencia-ficción, tanto el space opera  "se le oía cantar" como el impresionante "El Tirano", ambos aportan dosis de reflexión sobre la condición humana. La fantasía sobrenatural también está presente en relatos como "El encuentro" o "Dios es un cruel amante", los cuales tienen el colofón fantástico en un relato que a priori parece totalmente normal. Quizás éste último, "Dios es un cruel amante" es demasiado dramático pues parece buscar desesperadamente la complicidad con el lector. Y también los relatos de terror vestidos de aires policiícos son interesantes: Desde el predecible "No ha prisa", hasta el malsano "Ratas" o "el odio". Todos ellos son ambientados en un entorno gris, como si estuviéramos asistiendo a la proyección de una vieja película de detectives. Un caso diferente es "Reflejos en un espejo cóncavo", una pesadilla digna de Poe. Finalmente, hablar también del homenaje explícito a Asimov y sus historias de robots con cinco cuentos cortos (titulados genéricamente "De máquinas y hombres") donde destacaría sobre todo el último, "Evolución", una historia absorbente y muy bien narrada sobre la evolución humana con la ayuda tecnológica. De los mejores de esta antología. Un relato especial es "Como decirle que le quiero", de carácter más juvenil y dirigido a una persona amada. Comentar también que la única propuesta de que no me ha gustado (argumentalmente) es "Un segundo, una vida”.

Pero eso acaba de empezar: Nacho Becerril también tuvo tiempo de escribir otras historias interconectadas (que en algún caso incluso parecen novelas cortas): Se trata de "Horda", una típica trama de fantasía épica con innumerables batallas narradas con mucha maestría pero que queda coja por un argumento poco convincente... donde el final es poco atractivo y el tratamiento de algunos personajes secundarios poco esmerado. Sin embargo, Becerril demuestra su capacidad para crear buenas batallas.

La segunda serie es "Vlad", un viaje a través de diferentes escenarios (y tiempos) y donde se adentra en la figura de Vlad Tepes (imaginado posteriormente como la conde Drácula). Una primera parte histórica que contrasta con los experimentos metaliterarios del autor en la segunda parte, ubicada en plena época victoriana (Interesante, como homenaje a algunos clásicos de la época). Pero a partir de aquí la intensidad decae un poco cuando nos tropezamos con el Paris actual y más tarde en un futuro lejano. Es sin embargo, una obra lo bastante interesante y que se lee (como casi todo de este autor) de forma muy amena, como lo demuestra el hecho que ha sido seleccionada para la antología Fabricantes de sueños 2008.

La tercera serie es la mejor, sobre todo por sus planteamientos argumentales: Se llama "Invasión" y se vuelca en teorías sobre viajes en el tiempo y universos paralelos. Está escrita con bastante maña y aunque con un final precipitado, da una idea de coherencia más alta que las otras series.

Sobre las series, aunque los relatos no dejan de ser capítulos de una obra más amplia, en general he echado de menos más desarrollo, de manera que como cuentos se quedan cortos, da la sensación que el autor si hubiera escrito unos cuantos capítulos más, tendría ente suyo una loable novela corta.

Finalmente, también se han incluido una serie de relatos (retazos) que se alejan del fantástico y que parecen incluidos para complementar este gran año de Nacho Becerril. No los tengo en cuenta para la valoración final de Un año de palabras pues son todos ellos retos que los autores de Ociojoven se fueron tirando los unos en los otros y por lo tanto en algunos casos parecen poco meditados, sólo interesantes para quien debe que cumplir con el reto. En todo caso hay loables como "Le gustaba verla sonreir" o "La mirada de los muertos" que se merecen sobradamente el notable u otros como "Cerezos en flor" o "La tormenta" que resultan interesantes.

En definitiva, cómo he dicho al principio, un libro del cual he disfrutado, con cuentos sensacionales, al lado de algunos menos atractivos pero que nos acerca al talento de Nacho Becerril como escritor. Y no lo digo por decirlo: Me gustaría ver como se desenvuelve en un trabajo más extenso, la experiencia empieza a estar a favor suyo.

Eloi Puig, 13/10/09

Premios:

 

 

Búsqueda:
  Creative Commons License
Este texto esta bajo licencia de Creative Commons.
Relatos que contiene esta antología:
Se le oía cantar
El tirano
El encuentro
Sin prisas
Dios es un cruel amante
Reflejos en espejo cóncavo
El odio
Ratas
Donde anidan los mirlos
Un segundo, una vida
De máquinas y hombres
Como decirle que le quiero
Horda
Vlad
Invasión
Cerezos en flor
La mirada de los muertos
Fría luna de invierno
Retrato en gris
Los otros dioses
Y una suave incositencia al apretar el gatillo
La tormenta
Le gustaba verla sonreir
Lo sublime
Podeis buscar vuestro libro en:

Blog del autor